Chequeo del audífono

¿Por qué es necesario chequear los audífonos?

Un niño que aprende a comunicarse oralmente necesita los audífonos para darle acceso constante al sonido lo suficientemente fuerte para que pueda escuchar el lenguaje. No obstante, los audífonos pueden fallar debido a muchas causas, incluso desgaste por uso diario, lo cual es normal. Chequear los audífonos cada día le ayuda a descubrir si hay un problema, y reduce el tiempo que el niño no oye bien.

¿Quién debería hacer el chequeo?

Los padres, los patólogos de habla-lenguaje, los profesionales de intervención temprana y los maestros necesitan asegurar que los audífonos del niño estén funcionando bien cada día.

¿Cuándo debería realizarse el chequeo?

El chequeo de los audífonos debería realizarse cada mañana antes de ir a la escuela o las clases de terapia, y siempre que surja algún problema.

¿Qué debería tener a mano para chequear los audífonos?

Su audiólogo puede pedirle un kit de mantenimiento para los audífonos. Consulte con su audiólogo por un estetoscopio con un filtro de ruidos para que el sonido amplificado no sea demasiado fuerte. Para chequear los audífonos y hacer arreglos usted necesitará:

  • Un estetoscopio para audífonos: esto acopla al molde o el codo del audífono (tone hook) para escuchar el sonido amplificado
  • Un probador de pilas
  • Un cepillo y una herramienta para remover cera del molde
  • Una pera sopladora para eliminar humedad dentro del molde

¿Cómo chequeo los audífonos?

Descargar el folleto instructivo en inglés [PDF]
Descargar el folleto instructivo en español [PDF]